Mario Bofill y Ramón Ayala brillaron en la tercera jornada del Festival del Litoral

Una multitud se dio cita en el Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez para disfrutar de la tercera noche de la 47° edición del Festival Nacional de la Música del Litoral y 9° del Mercosur. Los integrantes del grupo ganador del Festival Provincial de Folclore Infantil de Jardín América fueron los encargados de “romper el hielo” y enternecer a los presentes a puro canto y baile cuando recién empezaba a anochecer el sábado, a orillas del Paraná.

Luego fue el turno del conjunto Nueva Corriente, seguidos por la apertura oficial de la noche a cargo del Ballet Oficial, acompañados por Andrés González e interpretando una conmovedora versión de “Misionero y Guaraní”.

Matías García Macaya, una de las voces más jóvenes y prometedoras de la región, se presentó en fusión con “Flores a los Chanchos”, aportando aires juveniles a la jornada.

Despues los valores seleccionados en la sede de Esperanza, Santa Fe, coparon el escenario. Antonio Castro y Rodrigo González ganadores del rubro canción inédita, deleitaron al público con la exclusiva “Pena y Río”. “Mbojere”, también de Santa Fe, concretó un repertorio funcionando diversos  ritmos litoraleños.

Cerca de las 21 horas, el gran artista Bernardo Neumann comenzó con la iniciativa “Pintadas Solidarias”, que al igual que la noche anterior, consistió en la elaboración en vivo de una pintura posteriormente sorteada entre los compradores de un bono. Lo recaudado fue destinado al Monoclínico de Miguel Lanús y el ganador se llevó una magnífica obra inspirada en las Misiones Jesuíticas.

La música siguió con el grupo “La Ponzoña” y la danza de “Patria y Tradición” junto a bailarines independientes.

A continuación, una Pamela Ayala emocionada subió al escenario para deleitar con su característica voz. La ganadora del premio revelación en 2014 destacó la decisión de que este año la grilla esté compuesta mayormente por artistas locales.

El gran “Mensú”

Más tarde fue el turno de Ramón Ayala, quien bajó las escaleras desde la platea que lleva su nombre hasta el escenario colmándose durante el recorrido del reconocimiento de todos aquellos que crecieron con su música. El más grande referente de la región cerró su participación con su tradicional “El Mensú”. “Mi pequeño amor”, “Canción del Iguazú” y la emblemática “Posadeña Linda”, fueron otras de las letras que entonó y que los asistentes acompañaron cantando. Además, el primer Mensú de Oro de la historia del Festival destacó la importancia de la presencia de los niños sobre el escenario calificándolos como “la semilla del futuro”.

Posteriormente, Joselo Schuap llevó adelante uno de los números más animados de la noche con gran respuesta de los espectadores. El carismático artista, que cerró su presentación con “La Placita”, también se hizo un tiempo para la reflexión y resaltó la importancia de la valorización de los músicos misioneros.

Noche de reconocimientos

La tercera noche también tuvo lugar para los homenajes. En ese marco, el intendente de Posadas, Joaquín Losada, el secretario de Cultura y Turismo, Christian Humada, y la profesora Amelia  “Teté” del Valle Lacroix, entregaron a Martín Rivero, una distinción por ser uno de los primeros músicos que llevó el arte litoraleño mas allá de los limites de nuestra tierra.

Por su parte, Nora Urdinola y Ricardo Ariel Ojeda, miembros de la comisión fundadora del Festival, fueron distinguidos por su constante aporte al movimiento socio cultural de Posadas. Además, los fundadores, entre emociones y sonrisas, propusieron cambiar la denominación del evento a Festival Nacional del Folclore de Posadas, de Misiones y del Mercosur, con el objetivo de resaltar el lugar donde se realiza.

La noche siguió con la puesta en escena de “América es más que nunca mujer” del Ballet Oficial con un gran despliegue sobre el escenario como ya nos tiene acostumbrados el maestro Luis Marinoni.

Con Bofill el canto y baile coparon el escenario

Tras las actuaciones de Antonio Lacuadra, Juan Carlos Jenssen, Los Mitá, Sangre Paiubrera y Los Hermanos Brítez, llegó el momento cúlmine de la tercera jornada. El reconocido y siempre vigente Mario Bofill desembarcó en la escena mayor para deleitar a los presentes con canciones que reflejan la vida y las costumbres en los pequeños pueblos del interior. A partir de allí, el canto y la danza se apoderaron del Alcibíades Alarcón, donde el público se apropió del escenario a puro baile chamamecero en una verdadera fiesta popular.

Sigue esta noche

Hoy, si las condiciones climáticas acompañan, a partir de las 19:30 horas, se realizará el gran final de la 47° edición del Festival Nacional de la Música del Litoral, con las participaciones de Vanessa Avellaneda, Los Hermanos Nuñez, Unión Mercosureña “Nuñez+Tostao+Cancio Barreto”, Rulo Graboviesky y los 4 Ases, entre otros.